Laboratorio Italiano

Historia del tiramisu

En cualquier caso, la versión más aceptada de la historia del tiramisù coloca su nacimiento en el siglo XVII.

El dulce, se dice, nació en Siena.

Fue con motivo de una visita del entonces Gran Duque de Toscana, Cosimo III de Medici, vanidoso, derrochador y amante del lujo, el histórico personaje, al parecer, era bastante codicioso y “se enamoró” de la nueva especialidad.

En su honor, fue bautizada “sopa del duque”.

Así fue como la “sopa del duque” se hizo famosa, hasta más allá de los confines del Gran Ducado hasta llegar a Venecia.

La leyenda continúa con que dicho postre se convierte en el favorito de cortesanos, por las propiedades excitantes y afrodisiacas que se le atribuyen.

Por ese motivo, se extendió la costumbre de consumir abundantes cantidades antes de cada encuentro amoroso.

En ese momento, la “sopa del duque” fue renombrada y se empezó a llamar de forma tan sugerente como “TIRAMISÚ”, traducción literal de “LEVÁNTAME”.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información